Mitos sobre la sexualidad femenina

Universiland en Zona Prohibida el 26 de marzo de 2018

La sexualidad y genitalidad femenina parece un universo diferente, un territorio inexplorado sujeto a todo tipo de leyendas, mitos, malentendidos y suposiciones que van cambiando o desmontándose con una teoría nueva.

La vagina guarda sus secretos en la oscuridad. La ciencia, con una trayectoria de siglos poco interesada en el placer femenino y más en la reproducción de la especie, se ha mostrado poco curiosa respecto a las peculiaridades eróticas de las mujeres.

 

1- Con la regla no se puede tener un orgasmo

Con la regla se puede hacer todo, el único riesgo son las manchas. Por lo demás, la mujer puede bañarse, (contra la creencia de las abuelas, que no se duchaban durante toda la semana de la menstruación); hacer deporte (gracias a la liberación de los tampones y la copa menstrual). Y, por supuesto, se puede hacer el amor. Muchas mujeres manifiestan que perciben incluso más placer, porque la vagina está más sensible y el roce del pene con las paredes vaginales se siente más intensamente. En cualquier caso, con la regla y sin penetración, sea jugando con la pareja o masturbándose a solas, es perfectamente plausible alcanzar un orgasmo.

 

2- Las mujeres no se masturban

En todos los estudios, sean en el país que sean hechas las encuestas, las mujeres siempre se masturban menos que los hombres. Las féminas que lo admiten son muchas menos y con menor frecuencia; es más, no pocas afirman que no se masturban nunca.

via GIPHY

 

3- Las mujeres sangran cuando pierden la virginidad 

El tamaño y forma del himen cambia de una mujer a otra. La mayoría de bebés de sexo femenino no tienen al nacer porque el tejido se divide completamente estando aún en la matriz. Contrario a lo que se ha creído durante varias generaciones, la mayor parte de mujeres no tienen ninguna estructura anatómica que les cause dolor o sangrado durante la primera relación sexual; aunque existe otra porción de la población femenina que nace con himen septado (cerrado) y por tanto puede presentar algún tipo de sangrado en la primera relación sexual o incluso puede haber complicaciones con la menstruación.

 

4- El punto G proporciona el máximo placer en la mujer 

El punto G, es una pequeña zona del área genital que se localiza alrededor de la uretra; está irrigada por muchos nervios, por lo cual es altamente sensible. Pero no está comprobado científicamente que sea la única área de placer para la mujer.

via GIPHY

  

5- Durante el sexo los orgasmos deben ser sincronizados

Las sexualidades femenina y masculina son distintas. Desde el motor de la excitación hasta la consecución del orgasmo, pasando por los ritmos y las fantasías, tanto hombre como mujer suelen tener preferencias diferentes y todo ello influye en el tiempo de consecución de un orgasmo. La concordancia temporal el punto máximo de placer se puede presentar, pero la probabilidad de que ocurra no es tan amplia como quisiéramos creer, el buen sexo no depende de una finalización simultánea sino de todo el camino recorrido.

También te puede interesar

Productos recomendados

Comentarios