El secreto de los japoneses para que ahorres de una vez

Universiland en Cultura el 6 de marzo de 2018

Como la mayoría de estudiantes o las personas menores de 25 años, ahorrar parece una misión imposible. No podemos engañarnos, ahorrar no es fácil, y menos aún con todas esas tentaciones que nos rodean. ¿Cuantos de vosotros habéis ido al súper a por un par de cosas necesarias y habéis vuelto cargados con cosas que no necesitabas? 

Además, hoy en día ahorrar se convierte en un auténtico desafío para algunos, debido a los bajos saltos y las responsabilidades como alquileres, facturas… etc. a las que tenemos que hacer frente. Pero la respuesta a este problema, como a casi todo en la vida la tienen los japonenses, que son unos auténticos maestros del ahorro. 

En Japón han hecho del ahorro un auténtico estilo de vida que está causando furor en occidente. Se le llama kakeibo y es literalmente un planificador financiero. Al igual que las agendas están de moda, la planificación financiera es el método más efectivo para intentar ahorrar y manejar de manera más eficaz nuestras finanzas. 

El kakeibo fue inventado a principios del siglo X, por la periodista japoneses Hani Motoko, que creo la herramienta para ayudar a las mujeres trabajadores a estar al día en sus finanzas. El arte del kakeibo es más sencillo de lo que puedes pensar siempre y cuando tengas en cuenta esta serie de consideraciones: 

1- En lugar de centrarte en lo que ahorras debes centrarte en lo que gastas: la clave es cambiar el chip. Si nos centramos en ahorrar y nos es imposible se convertirá en una obligación y nos acabaremos dando por vencidos, en cambio sí nos centramos en los gastos podemos identificar que podemos permitirnos y que queremos permitirnos. 

2- Hazte un cuaderno donde apuntar tus cuentas: no hace falta que sea una libreta Mr. Wonderfull, ni un cuaderno de piel…, un simple cuaderno te servirá para apuntar todas esas cosas pertinentes. El uso de papel y boli es crucial porque hace que la planificación sea un ejercicio para desconectar de nuestra vida diaria.

En el cuaderno comenzaremos tomando nota mes a mes y apuntaremos cuando dinero tenemos en total, ese será el que podas ahorrar o gastar con responsabilidad. 

3- Paga siempre con dinero: porque sabrás de forma más sencilla cuanto te queda. Estamos acostumbrados al dinero tangible, por lo que será mejor si dejas las tarjetas en casa. Es más, sugiere que saques dinero una vez a la semana y te organices la semana, pero eso si en caso de urgencia utiliza tu tarjeta y anótalo. 

4- Empezar a diferenciar entre lo que queremos y lo que necesitamos: te sorprenderas de la cantidad de gastos que son totalmente prescindibles. Una vez sepas en que gastas tu dinero podras analizar tus necesidades. ¿son realmente “necesidad”? Para darnos cuenta, lo mejos es apuntar que podría ir mal si no hacemos ese gasto. Ese tipo de cosas suelen ser imprescindibles, como la comida de la que peuedes hacer un análisis aparte.

5- Reflexiona: a finales de mes echa un vistazo a lo que has escrito y reflexiona sobre los posibles ahorros que podrías realizar y si falta algún tipo de anotación.

Si quieres saber mas no dudes en leer “El arte japonés del ahorro” de Chiba Fumiko. 

También te puede interesar

Productos recomendados

Comentarios