'coregasmo': Los ejercicios que te llevan al climax

Universiland en Zona Prohibida el 15 de mayo de 2019
 
Practicar deporte es puro placer y no solo por la cantidad de endorfinas que liberamos después del deporte ,sino porque ahora también nos puede producir orgasmos. Se trata de la combinación perfecta perder peso mientras llegas al climax.¡Una maravilla!

 

¿Qué es el coregasmo?

Coregasmo surge de la unión de dos palabras ‘Core’ y orgasmo .Este encontró su base cientifica gracias a dos profesores de la universidad de Indiana llamados Debby Herbenick y J. Dennis Fortenberry. En 2011 los expertos publicaron en Sexual and Relationship Therapy un estudio en el que certificaba que es posible conseguir el orgasmo a través del ejercicio. El estudio se llevo a cabo entrevistando a 530 mujeres de entre 18 y 63 años, de las cuales, 370 de ellas o bien habían experimentado un "orgasmo inducido por el ejercicio", o bien habían tenido "algún tipo de placer sexual relacionado con la práctica de una actividad física".

¿Cuáles son los jerecicios que producen el orgasmo?

Hay ciertos ejercicios asociados con los coregasmos. La mayoría de los ejercicios implican trabajar el núcleo, especialmente los abdominales inferiores.
En términos generales, el ejercicio puede aumentar el flujo de sangre a los genitales. Esto puede tener un efecto positivo en la función sexual.

las maneras más sencillas de llegar al Coregasmo consiste en:

Silla Capitán. Al elevar las rodillas hacia el pecho se produce una intensa contracción de los músculos del suelo pélvico, al mismo tiempo, que una suave estimulación del clítoris.
abdominales, manteniendo las piernas cruzadas y ligeramente en tensión durante cada elevación de tronco. Otro de los ejercicios mágicos consiste en tumbarse boca arriba en el suelo y elevar las piernas hasta los 90 grados, manteniéndolas juntas.

Alzamiento de pierna mientras colgamos de la barra: Debemos agarrarnos de una barra horizontal, de forma que nuestros brazos se encuentren perpendiculares al suelo. Entonces, alzamos las piernas, que han de permanecer completamente rectas, hasta que formen un ángulo de 90 grados con nuestro torso. Aquí viene lo bueno: lentamente, debemos volver a bajar las piernas hasta el suelo, y repetir varias veces.

 

Flexiones con balón medicinal: Este instrumento puede ayudarnos a aumentar la intensidad del ejercicio, sobre todo cuando nos encontramos cabeza abajo, tumbados en una banca con 45 grados de inclinación. Debemos subir agarrados al balón y liberarlo mientras ascendemos y retenerlo mientras nos reclinamos. En este ejercicio, la flexión de las piernas tensionadas es esencial.
También podrías agregar un par de posturas de yoga a tu rutina. Pose de barco, Pose de águila y Pose de puente, todos trabajan tus abdominales.

¿A que ahora os da menos pereza ir al gimnasio?

 

También te puede interesar

Comentarios