5 mujeres españolas que necesitas conocer

Universiland en Cultura el 13 de marzo de 2018

Muchas mujeres españolas fueron relegadas a la sombra de la historia reciente de nuestro país. Dicen que la historia siempre la escriben los vencedores, pero lo que esa frase omite es que esos «vencedores» no solo excluyen a los vencidos de sus historias, sino también a las mujeres

Aquí te mostramos 5 mujeres a las que no has estudiado en clase, pero fueron fundamentales en la historia española

1- María Luz Morales (La Coruña, 1889 – Barcelona, 1980)

María luz Morales es un hito del periodismo femenino en España. En una época en la que las mujeres se veían destinadas a elegir entre ‘empleo o marido’, la joven María Luz Morales, optó por la primera opción.

Tras cursar Filosofía y Letras en la Universidad Nova, decidió adoptar el oficio de escritora, con un objetivo claro: ser periodista. Debemos considerar que por aquel entonces había mujeres escritoras, pero no periodistas en el sentido activo del término. Las féminas firmaban en periódicos y revistas, pero no participaban en las tareas de los diarios como ocurre hoy en día.

 

2- Federica Montseny

Federica Montseny fue una pionera, a la vanguardia en sus ideas y en la acción política, que se convirtió en la primera mujer ministra de España y de Europa occidental. Es merecedora de un lugar en la historia reciente de España no sólo por haber sido la protagonista de "un hecho excepcional ocurrido en una situación excepcional", la Guerra Civil, sino también porque fue "un nuevo tipo de mujer" que en su gestión política se adelantó casi un siglo a las políticas sociales de hoy.

 

3- Clara Campoamor

Feminista, abogada, política, comprometida con sus ideales hasta el último día de su vida, Clara Campoamor es una de las grandes figuras de la historia del siglo XX en nuestro país. Cuando las mujeres eran una exagerada minoría en las universidades españolas, Clara consiguió hacerse un hueco y se licenció en derecho. Cuando ellas raramente ejercían, Clara trabajó como abogado y tramitó los primeros divorcios. Cuando las mujeres no existían en el Parlamento, ella entró en el hemiciclo defendiendo sus derechos. Cuando incluso había mujeres que no aceptaban el voto femenino, Clara Campoamor luchó por conseguirlo. 

 

4- María Zambrano 

María Zambrano es una de las principales figuras del pensamiento español del pasado siglo, y fue una innovadora al defender la necesidad de lo poético en toda indagación filosófica. Hija de maestros y firme defensora de la II República, se opuso al pensamiento único que se impuso durante los años treinta y cuarenta en España y Europa.

Ya anciana, recibió los dos máximos galardones literarios concedidos en España: el Premio Príncipe de Asturias en 1981, y el Premio Cervantes en 1988.

 

5- Carmen de Burgos Seguí

Su matrimonio fue dramático. A diferencia de lo considerado normal en aquella época, Carmen de Burgos decidió un día dejarlo todo y, puesto que el divorcio no estaba aún legalizado en España, abandonó su casa y se marchó a Madrid con su hija dispuesta a empezar una nueva vida.

Con gran esfuerzo y determinación, Carmen de Burgos se había estado preparando para conseguir el título de maestra y cuando lo consiguió decidió dar un salto al vacío.

Además de dar clases, Carmen empezó a publicar colaboraciones esporádicas en prensa. Poco a poco sus escritos fueron apareciendo en cabeceras como El País o ABC hasta que consiguió un puesto como redactora en El Diario Universal. Fue aquí, y de la mano de Augusto Suárez de Figueroa, donde empezó a firmar con el pseudónimo "Colombine". Empezaba entonces una carrera como periodista que la llevó incluso a convertirse en la primera mujer española en ejercer como corresponsal de guerra en Marruecos y a trabajar en otros periódicos no sólo nacionales sino también internacionales.

Carmen utilizó  su influencia como periodista de altavoz político en el que defendió públicamente la necesidad de una ley del divorcio y el voto femenino para las mujeres.

Al final de sus días, Carmen de Burgos dedicó sus esfuerzos a la política y a la defensa de los derechos de las mujeres. Cuando faltaban pocos meses para que en España se proclamara la República en 1931, se afiliaba al Partido Republicano Radical Socialista y participó activamente en mítines y conferencias en las que defendió los derechos de las mujeres.

 

También te puede interesar

Comentarios